Nivel Inicial

Purim en el Jardín: aprendiendo entre juegos y actuaciones

Purim refresca nuestro doble compromiso, con el pueblo judío y con la humanidad en su conjunto. Celebramos la victoria sobre los totalitarios de Hamán, arquetipo de los de todas las épocas, tanto a fin de coadyuvar a una Nación  más tolerante y plural, como para proteger nuestros vitales derechos.

 

 


Purim es una fiesta de regocijo: se debe comer, beber, y alegrar, tal como lo hicieron nuestros ancestros:“que hicieron de él un día de festín y de alegría"

(Ester, 9-17).

Purim rescata  el valor de respetar la identidad propia y las diferencias y lo traduce en  alegría, para que  no sólo nos llegue a través de la razón, sino para  que constituya una verdadera experiencia de intercambio y  regocijo.

Para celebrarlo, el Jardín  se vistió de colores. Todos vinieron disfrazados: los morim y los alumnos: 

  •  Los morim presentaron la historia y al escuchar a Haman todos los chicos zapateaban haciendo ruido (costumbre de Purim como muestra de disconformidad ante el intolerante).
  • Miramos un programa de la tv infantil Israelí sobre las costumbres de Purim.
  • Cada sala desfiló sobre la alfombra roja  mostrando sus simpáticas vestimentas. 

 Con canciones y bailes cerramos el evento.

Gracias por colaborar con la campaña de Tzedaká,  también Miztvá en Purim de “Matanot Laevionim” (regalos a los necesitados).